Tipos y causas de la hepatitis, síntomas más comunes y prevenciones

 

La hepatitis es conocida mundialmente como la infección de uno de los órganos internos del cuerpo humano más importantes, es decir, el hígado. Esta infección provoca inflamación y puede ser aguda o crónica, esto es, a corto plazo o permanente. Si se da el primer caso, existe la probabilidad de que la persona infectada presente síntomas entre los primeros 6 meses; por otro lado, si se da la infección crónica, es probable que la persona no se dé cuenta de su enfermedad hasta varios años después. 

Así como otras enfermedades se clasifican por grado de severidad, así se hace también con la hepatitis. A continuación, algunos ejemplos de los tipos de hepatitis y sus causas: 

  • Hepatitis viral tipo A y E. Causada por un virus que se encuentra en agua o alimentos contaminados. Por ejemplo, mariscos sacados de aguas residuales. 
  • Hepatitis viral tipo B, C y D.  Causada por un virus que se encuentra en los fluidos corporales o la sangre de una persona infectada. 
  • Hepatitis alcohólica. Causada por el consumo excesivo de alcohol. 
  • Hepatitis tóxica. Causada por veneno o ciertos productos tóxicos.
  • Hepatitis autoinmune. Causada porque el sistema inmune de una persona ataca al hígado. 

Aunque existen muchas causas de la hepatitis, lo cierto es que algunos de sus síntomas son parecidos. Por ejemplo, Mayo Clinic señala que algunos de los signos más comunes entre la hepatitis tipo A y la hepatitis tipo B son los siguientes: 

  • Dolor abdominal
  • Orina oscura
  • Fiebre
  • Dolor articular
  • Pérdida del apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Debilidad y fatiga
  • Ictericia (color amarillento en la piel y en la parte blanca de los ojos)
  • Picazón intensa específicamente en la hepatitis tipo A

Conocer los síntomas y las causas de la hepatitis no es suficiente, por ese motivo, aquí encontrarás una serie de acciones que muy probablemente te ayudarán a prevenirla:

  • Reduce la ingesta excesiva de alcohol. 
  • Vacuna a los niños y bebés de tu hogar contra la hepatitis A y B.
  • Si llegas a notar algunos de los síntomas ya mencionados, realízate una biopsia de hígado o una prueba funcional hepática, pero antes, recuerda que debes consultarlo con tu médico de confianza. 
  • Asegúrate de que la carne de cerdo que consumas está bien cocida.
  • Si vas a comer fuera de casa, vigila que sea en un lugar salubre y limpio, ya que un tipo de virus tipo A puede transmitirse porque las personas infectadas no se lavan bien las manos y manipulan la comida.
  • Haz lo posible por purificar el agua que consumes, ya que muchas veces el virus tipo A también viene en agua contaminada.
  • Si convives con una persona diagnosticada con hepatitis, asegúrate de consultar a un médico y mantener una limpieza extrema.
  • Para prevenir la hepatitis tipo B, el uso de preservativos es esencial durante las relaciones sexuales.
  • Si trabajas en hospitales, clínicas y manipulas sangre o fluidos corporales de otras personas, siempre usa guantes de látex para prevenir una infección del virus tipo B. 

Ten presente que solo un médico puede diagnosticar la hepatitis y que, cuando se vuelve crónica, puede desarrollar otros tipos de padecimientos, como la cirrosis, la insuficiencia hepática y el cáncer de hígado, así que procura hacerte exámenes clínicos con regularidad, revisar el estado de las jeringas que usan en tu cuerpo y atender en gran medida todas las prevenciones anteriormente expuestas. 

Mantén informada a toda tu familia y comparte con ella cuáles son las causas de la hepatitis, cómo prevenirla y cuáles son sus síntomas. Así mismo, continúa tu recorrido por el blog de VRIM. Aquí encontrarás publicaciones acerca de otras enfermedades que ocurren en el resto de los órganos internos del cuerpo humano. 

¡Infórmate y goza los beneficios de un cuerpo sano!

Adquiere una membresía de descuentos médicos 

En VRIM ponemos a tu disposición una membresía de gastos médicos menores, la cual puedes usar con más de 6 mil especialistas de alrededor de la República Mexicana. 

Los beneficios de una membresía VRIM son los siguientes:

  • Consulta médica por internet
  • Médicos y enfermeras a domicilio desde $450
  • Seguros personales INBURSA
  • Consulta psicológica y nutricional vía telefónica 24/7
  • Un solo pago anual 
  • Aplicación digital con servicio de geolocalización 
  • Convenido con más de 4 mil proveedores de servicios médicos
  • Primer traslado en ambulancia sin costo 
  • Acceso a la red TDConsenitdo para obtener descuentos en más de 6 mil  tiendas comerciales

Aprovecha estos y muchos otros servicios al llamar al número telefónico: (55) 4209 3203 y ordenar tu membresía VRIM. 

¡Usa tu membresía en más de 250 ciudades del país!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *