¿Ya sabes qué es la salud integral y cómo lograrla?

Qué es la salud integral

Explora qué es la salud integral y cómo VRIM te ayuda a lograr un bienestar completo en todos los aspectos de tu vida.

¿Alguna vez te has preguntado qué es la salud integral y cómo afecta tu vida diaria? En este artículo, desglosaremos este concepto clave y te mostraremos cómo puedes alcanzar un bienestar completo a través de consejos prácticos y con el apoyo de VRIM, tu aliado en telemedicina.

¿Qué es la salud integral y su importancia?

Se habla de salud integral cuando se procura el bienestar físico, mental y social. Este concepto es definido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de la siguiente manera: “La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”, es decir que, la salud integral se comprende como un conjunto de elementos que otorgan al cuerpo las habilidades óptimas para desarrollarse en la vida cotidiana. Conoce más a detalle qué es la salud integral y cómo puedes procurarla. 

Componentes de la salud integral

La vida cotidiana implica múltiples esfuerzos en los que la mente y el cuerpo del ser humano precisan de estar saludables. A su vez, es fundamental que la cotidianidad ofrezca calidad de vida a través de los entornos en los que las personas se desenvuelven. Ninguno de estos elementos obedece a una jerarquía, son igual de importantes porque se complementan el uno al otro, sin salud física, no hay salud mental, sin salud social, no hay salud física ni mental. Continúa leyendo y descubre por qué. 

      • Salud física

Tu cerebro es el encargado de controlar tu equilibrio, tu capacidad de hablar, de moverte y de coordinar. Asimismo, cuenta con las facultades para secretar hormonas que dotan a tu cuerpo de múltiples sensaciones. 

Por ejemplo, cuando tienes un día lleno de estrés, tu cerebro libera cortisol, esto provoca que tu energía vaya en aumento, mientras se incrementan los niveles de azúcar en la sangre. Este proceso químico es el que comienza a provocar las palpitaciones, dolores de cabeza, la irritabilidad, las ganas de llorar y otros padecimientos y emociones que podrían estar minando la estabilidad de tu vida cotidiana. 

Por otro lado, cuando llevas a cabo una rutina de ejercicio o cuando ingieres alimentos saludables, tu cerebro libera endorfinas, serotonina, dopamina y oxitocina. No por nada les llaman “el cuarteto de la felicidad”, ya que ellas son las encargadas de despertar en tu cuerpo esa sensación de placer y alegría. Cada una de estas hormonas se libera en distintos contextos y con hábitos diferentes.  

      • Salud mental

Existen diversos factores que pueden afectar la salud mental, entre ellos se encuentran los aspectos neurológicos, las experiencias de vida traumáticas y de abuso, así como el consumo de ciertas sustancias (adicciones), las cuales, según datos de la Organización Mundial de la Salud, “representan el 10% de la carga de morbimortalidad”. 

A su vez, tanto la OMS como el Estudio de la Carga Global de la Enfermedad, sitúan a la demencia entre las primeras 10 causas de muerte en el mundo. Estas cifras porcentuales muestran la necesidad de poner el énfasis en la salud mental, puesto que a nivel mundial, el promedio de inversión hacia este tipo de salud ronda el 2.8%.

La salud mental está tan ligada a la salud social y física, que su promoción se concentra en crear entornos en los que se mantenga la calidad de vida para fomentar la actividad física y los proyectos comunitarios.   

      • Salud social

La exclusión, la violencia de género, la desnutrición infantil, etcétera., figuran entre las razones sociales que generan problemas de salud física y mental. De hecho, la UNICEF señala que en México “1 de cada 8 niños menores de 5 años, padecen desnutrición”, por lo cual son más propensos a contraer enfermedades y morir como consecuencia de ellas, así como a presentar problemas de retraso mental”.

Estos datos no son aislados, el CONEVAL relaciona de manera íntima a la pobreza con la desnutrición, conceptualizando como pobreza alimentaria, debido a que este factor se refiere a aquel porcentaje de la población que no puede adquirir la canasta básica de alimentos para su vida cotidiana. 

Es por ello que los programas sociales se enfocan en este sector poblacional. A su vez, la movilidad social acontece cuando existe mayor oportunidad en los derechos sociales tales como la vivienda, la educación, la alimentación, etcétera.

¿Cómo procurar la salud integral?

Como podrás ver, la salud integral es un trabajo que le concierne a la sociedad y a los organismos gubernamentales de carácter nacional e internacional, sin embargo, tú también puedes poner tu granito de arena.

Ser un buen ciudadano, mejorar tu estilo de vida, cuidar lo mejor que puedas el medioambiente, trabajar en tu salud emocional y comunicarte de manera asertiva son algunas de las opciones ideales que puedes comenzar a poner en marcha.

¿Y tú qué haces para procurar tu salud integral? 

Únete a la comunidad VRIM

Conoce cómo VRIM te apoya en tu viaje hacia la salud integral. Ofrecemos consultas médicas por internet, a domicilio, y telefónicas, además de beneficios adicionales para nuestros miembros.

La salud integral es un viaje personal y único. Con las herramientas adecuadas y el apoyo de expertos como VRIM, puedes alcanzar un bienestar completo en todas las áreas de tu vida. Recuerda, en VRIM estamos contigo en cada paso de tu camino hacia una vida más saludable y plena.

 

 

 

 

Bibliografía. 

  1. https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/mental-health-strengthening-our-response#:~:text=La%20Constituci%C3%B3n%20de%20la%20OMS,de%20trastornos%20o%20discapacidades%20mentales. 
  2. http://revistas.urp.edu.pe/index.php/RFMH/article/view/1296/1187 
  3. https://www.bbc.com/mundo/noticias-39333917 
  4. https://www.coneval.org.mx/Medicion/Paginas/Glosario.aspx#:~:text=Pobreza%20alimentaria%3A%20Incapacidad%20para%20obtener,los%20bienes%20de%20dicha%20canasta.

 

Adquiere tu tarjeta digital
de descuentos médicos y
gastos médicos menores

Escanea el código