Prevención de accidentes en casa

Descubre cómo transformar tu hogar en un santuario seguro para toda la familia con estrategias prácticas y efectivas. ¡Prevenir accidentes en casa nunca había sido tan sencillo!

En el mundo acelerado de hoy, los riesgos dentro de nuestro propio hogar a menudo se pasan por alto. Sin embargo, los accidentes en casa son una realidad que puede traer consecuencias devastadoras, especialmente para los más vulnerables, como los niños y los adultos mayores.

Desde caídas hasta incidentes con sustancias peligrosas, aprender a identificar y mitigar estos riesgos es una responsabilidad que no podemos ignorar. En esta guía, te proporcionaremos estrategias detalladas para fortalecer la seguridad en cada área de tu hogar y proteger a tus seres queridos de los peligros ocultos en la vida cotidiana.

Fortaleciendo la seguridad hogareña: Primeros pasos

Enfocarte en la prevención de accidentes en el hogar es esencial para mantener a tus seres queridos seguros y sanos. Aquí hay algunas formas en las que puedes minimizar el riesgo de accidentes en casa: 

1.Haz un inventario de seguridad. Revisa tu hogar para identificar riesgos como los productos químicos peligrosos, escaleras inestables o cables sueltos, antes de que ocurran accidentes.

2.Usa productos de seguridad. Instala detectores de humo, seguros para armarios, cerraduras de puertas y una variedad de otros productos de seguridad para minimizar el riesgo de accidentes.

3.Mantén tu hogar limpio y organizado. Limpia los derrames, recoge los juguetes y mantén los lugares de trabajo bien equipados para evitar que se caigan objetos y se produzcan accidentes. 

4.Toma medidas de seguridad adicionales. En lugar de dejar que los niños jueguen cerca de las escaleras, coloca barandillas de seguridad para protegerlos, instala sensores de movimiento para iluminar áreas comunes y evitar tropezones.

 

Conciencia y acción: Claves para la prevención de accidentes

Los accidentes en casa afectan con mayor frecuencia a niños y adultos mayores, presentando riesgos variados como caídas, quemaduras y envenenamiento. La prevención activa y la conciencia situacional son esenciales.

  • Comprende las áreas de riesgo: Conoce las zonas de tu hogar más propensas a incidentes, como baños, cocinas y escaleras, y refuerza las medidas de seguridad en ellas.
  • Se proactivo con las precauciones: Utiliza dispositivos de seguridad, realiza mantenimientos regulares y supervisa de cerca a los niños y adultos mayores.

Actuando Frente a Emergencias: Protocolos Cruciales

Si un accidente ocurre, saber cómo reaccionar puede marcar la diferencia entre un susto menor y una tragedia. Aprender los pasos adecuados es tan crucial como prevenir el accidente en sí.

  • Respuesta inmediata: Asegura el área afectada, desconecta la electricidad y apaga fuentes de gas. Abre ventanas para permitir la ventilación y, lo más importante, contacta a los servicios de emergencia.
  • Documentación del incidente: Una vez segura la situación, documenta lo ocurrido con fotos o videos para futuras referencias o trámites de seguros.

Estos son algunos consejos para aplicar en diferentes áreas de la casa: 

Baño 

  • Mantén siempre la tapa del inodoro cerrada, si es posible sellada con un dispositivo de seguridad, o deje la puerta del baño cerrada. 
  • Nunca dejes a tus hijos en la bañera sin supervisión, ni siquiera por un corto tiempo. 
  • Antes de bañar a los niños, prueba la temperatura del agua con el codo para evitar quemaduras. 
  • Cierra con llave el botiquín, vitaminas, antisépticos bucales y otros productos que supongan peligro de intoxicación. 
  • Mantén los utensilios y electrodomésticos afilados, como rasuradoras, tijeras, rastrillos y secadores de pelo, en un cajón con llave. 

Cocina 

  • Usa los quemadores en la parte posterior de la estufa y asegúrate de que las asas de las ollas estén hacia adentro para que los niños no puedan alcanzarlas. 
  • Mantén las bolsas de plástico, fósforos, encendedores, alcohol, cristalería, cerámica y cuchillos fuera del alcance de los niños. 
  • No utilices manteles largos en la mesa del comedor. Los niños pueden tirar hacia abajo para apoyarse, y si hay algo encima, como líquidos y comida caliente, podría caer encima de los más pequeños. 

Sala  

  • Los pisos resbaladizos y las alfombras presentan un riesgo de caídas. Lo ideal es que pongas tapetes antideslizantes en las alfombras o retirarlas. 
  • Usa pasamanos y puertas de seguridad en la parte superior e inferior de las escaleras. Si tu escalera está abierta o tiene barrotes por donde pueda caber un niño, instala redes a lo largo de ella. 
  • Instala rejas o redes de protección en ventanas, balcones y entrepisos. 
  • Reemplaza los cables eléctricos pelados y protege los enchufes con cubiertas, cinta aislante o incluso muebles. 
  • Asegúrate de que el piso esté libre de objetos pequeños como botones, canicas, monedas y chinchetas. Alejate estos y otros objetos pequeños del alcance del bebé, porque en esta etapa de desarrollo, casi todo lo que el niño recoge se lo lleva a la boca. 
  • Las cortinas o persianas con cuerdas pueden suponer un riesgo de estrangulamiento, especialmente para los menores. 
  • Cuidado con las esquinas afiladas, elige muebles con esquinas redondeadas o usa un protector. 
  • Mantenga los muebles alejados de ventanas y cortinas. Se pueden usar para escalar. 

Habitación 

  • Si la habitación tiene litera, los niños menores de seis años deben permanecer en la parte inferior. Si no tienes otra opción, instala barandillas a los lados. 
  • Retira del piso, pelotas, patines, patinetas o cualquier otro objeto con el que se puedan caer. 
  • A la hora de elegir los juguetes, ten en cuenta la edad y la capacidad del niño. Evita los juguetes con puntas afiladas, como flechas, y aquellos que hacen ruidos fuertes. 
  • La asfixia puede ser causada por juguetes, almohadas y sábanas dentro de la cuna. Las barandillas de la cuna deben tener un máximo de 5 cm entre ellas. 
  • Ten cuidado con los bordes afilados y mantén los muebles alejados de ventanas y cortinas. 

Área de lavado o servicio 

  • Después de usar cubos y palanganas, vacíalos, mantenlos boca abajo y fuera del alcance de los niños. 
  • Los productos de limpieza deben almacenarse en lugares altos o bajo llave. Además, guárdalos en sus envases originales para no confundir a los niños. Debido a que suelen ser coloridos, los niños pueden pensar que se trata de un jugo o un refresco. 
  • Antes de comprar una planta nueva, asegúrate de que no sea venenosa o alergénica para los niños.  

Cochera 

  • Las cocheras no son un lugar seguro, no permitas que los niños jueguen en ellos. Al maniobrar el automóvil, asegúrate de que no haya niños alrededor. 
  • Recuerda cerrar con llave el automóvil, especialmente la cajuela, y mantén las llaves y los controles automáticos fuera del alcance de los niños. Pueden entrar en el vehículo, soltar el freno de mano o incluso quedar atrapados en su interior. 

 

Convertir tu hogar en un espacio seguro requiere diligencia, conciencia y acción. Al entender los riesgos presentes en cada esquina de tu casa y aplicar estrategias de prevención, estás sentando las bases para un entorno donde tú y tus seres queridos pueden prosperar con tranquilidad. Recuerda, en VRIM estamos comprometidos con tu seguridad, proporcionándote apoyo esencial en situaciones de emergencia. La prevención es tu primera línea de defensa, pero contar con un respaldo confiable en caso de accidentes es igualmente reconfortante.

¡Prepárate para cualquier eventualidad con VRIM! Adquiere tu tarjeta hoy mismo y disfruta de la tranquilidad que te brinda tener 1 ambulancia gratuita al año en casos de emergencia. Visítanos en www.vrim.com.mx.

 

Adquiere tu tarjeta digital
de descuentos médicos y
gastos médicos menores

Escanea el código