¿Cáncer cervicouterino y mamario? Pasos para la autoexploración y prevención

La autoexploración es una herramienta vital para la mujer en la prevención y detección temprana del cáncer cervicouterino y de mama, dos de los cánceres más comunes que enfrentan.

 

El cáncer cervicouterino ocupa el segundo lugar en frecuencia de cáncer en mujeres mexicanas, solo detrás del cáncer de mama. Estas enfermedades, aunque son diferentes en cuanto a su ubicación y origen, pueden prevenirse y detectarse temprano a través de la autoexploración y medidas preventivas. En este artículo, exploraremos los pasos clave para la autoexploración y prevención de estas enfermedades devastadoras. 

 

Cáncer Cervicouterino 

 

El cáncer cervicouterino es una enfermedad que afecta el cuello uterino, la parte inferior y estrecha del útero. Casi todos los casos están relacionados con la infección del virus del papiloma humano (VPH), que se transmite a través de las relaciones sexuales. Afortunadamente, existen pasos sencillos y efectivos para su prevención y detección temprana: 

1. Vacunación contra el VPH

Esta vacuna es una herramienta valiosa para prevenir infecciones virales y, por lo tanto, reducir el riesgo de desarrollar cáncer cervicouterino. Se recomienda generalmente para adolescentes y adultos jóvenes antes de que inicien su vida sexual. Sin embargo, también puede administrarse a mujeres más jóvenes y a mujeres mayores que aún no han sido infectadas con el VPH.

2. Examen de Papanicolaou

También conocido como citología cervical, es una prueba de detección que busca identificar células anormales en el cuello uterino. Es una herramienta esencial para detectar cambios precancerosos y tratarlos antes de que se desarrollen. Se recomienda que las mujeres comiencen a realizarse esta prueba regularmente a partir de los 21 años o tres años después de haber iniciado su vida sexual, y la frecuencia dependerá de los resultados y la recomendación del médico.

3. Uso de preservativos 

El uso correcto y consistente de condones durante las relaciones sexuales puede reducir significativamente el riesgo de contraer el VPH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS). Aunque los preservativos no ofrecen una protección del 100%, son una medida preventiva importante.

4. Estilo de vida saludable

Puede disminuir el riesgo de cáncer cervicouterino y otras enfermedades. Evitar el tabaco y limitar el consumo de alcohol son factores clave, ya que el tabaquismo está asociado con un mayor riesgo de desarrollar cáncer cervical. Además, llevar una dieta equilibrada rica en frutas y verduras y realizar actividad física regularmente también puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico y reducir el riesgo general de cáncer.

 

Cáncer cervicouterino

Cáncer de Mama 

 

El cáncer de mama es el cáncer más común entre las mujeres, pero cuando se detecta temprano, es tratable y tiene altas tasas de supervivencia. La autoexploración regular y otras medidas preventivas pueden marcar una gran diferencia en la lucha contra esta enfermedad: 

  • Autoexploración mamaria:

La autoexploración de los senos es una práctica sencilla y efectiva para detectar cambios en los senos. Se recomienda que las mujeres realicen una autoexploración mamaria una vez al mes, idealmente una semana después de que termine su período menstrual, ya que los senos pueden estar menos sensibles e hinchados en ese momento. Si una mujer ya ha pasado por la menopausia, puede elegir un día fijo al mes para realizar la autoexploración. Durante la autoexploración, busca cambios en la textura, tamaño, forma y la aparición de bultos, hundimientos o secreciones anormales.

  • Mamografías regulares:

Las mamografías son imágenes de los senos que pueden detectar tumores antes de que sean palpables. La frecuencia y el momento para comenzar a realizar las mamografías pueden variar según las recomendaciones de los expertos médicos y la historia personal de cada mujer. Sin embargo, generalmente se sugiere realizar una mamografía de detección cada uno o dos años a partir de los 40 o 50 años.

  • Conocer el historial familiar:

Es esencial conocer el historial familiar de cáncer de mama, ya que ciertos factores genéticos pueden aumentar el riesgo de desarrollar esta enfermedad. Si tienes antecedentes familiares de cáncer de mama, comunícalo a tu médico, quien podrá realizar una evaluación de riesgo más completa y, si es necesario, indicar pruebas genéticas.

  • Estilo de vida saludable:

Al igual que con el cáncer cervicouterino, vivir de una forma sana también es clave para la prevención del cáncer de mama. Evitar la obesidad, realizar actividad física regular y llevar una dieta balanceada pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar esta enfermedad.

  • Conciencia y apoyo emocional:

Mantener una actitud positiva y estar consciente de los cambios en tu cuerpo es fundamental para la detección temprana. También es importante contar con soporte emocional, ya sea de amigos, familiares o grupos de apoyo, especialmente para aquellas mujeres que se enfrentan a un diagnóstico de cáncer.

 

Cáncer

 

La autoexploración es fundamental en la lucha contra el cáncer cérvico uterino y el cáncer de mama. Recuerda siempre consultar con tu médico para obtener orientación personalizada sobre las mejores prácticas para tu salud y bienestar. 

 En VRIM sabemos que tu salud es lo más importante, por eso te ayudamos a cuidarla con la mejor atención médica ¿Ya conoces todos los beneficios de salud que tenemos para ti? 

 Descúbrelos aquí:  www.vrim.com.mx  

Adquiere tu tarjeta digital
de descuentos médicos y
gastos médicos menores

Escanea el código