¿En qué invertir siendo joven?

En qué invertir

Descubre las mejores opciones de inversión para maximizar tus ahorros y construir un futuro sólido desde tus primeros pasos financieros.

Empezar a invertir en una etapa temprana puede marcar una gran diferencia en el crecimiento de tu patrimonio. Sin embargo, muchos jóvenes se preguntan: “¿En qué invertir siendo joven?” Aquí te ofrecemos algunas respuestas.

Comprender el valor del tiempo

Las personas que empiezan con activos limitados, como sus primeros ingresos, tienen una gran ventaja. Su capacidad de ahorro a largo plazo es mucho mayor que la de los inversores de mayor edad. La dificultad es que si no conocen lo suficiente sobre inversiones, requerirán de una estrategia de parte de un asesor financiero que les instruya para multiplicar su dinero, de lo contrario, pueden acabar sin obtener ningún beneficio.

-Si eres joven ya no te tocará pensión ni jubilación-

Ahorrar dinero es una buena idea para los jóvenes. Esto puede ayudar a construir una cartera de inversiones. Puedes lograrlo si empiezas a ahorrar a una edad temprana. Es posible que no puedas construir una gran cartera a medida que envejeces. Es importante empezar a ahorrar si piensas jubilarte pronto. El 20% de tu sueldo debería estar ahorrado en una cuenta de alta rentabilidad. Si tienes un sueldo más alto, puedes ahorrar más.

Hay varias cosas que debe saber antes de comenzar a ahorrar dinero. Lo primero que debe hacer es determinar su tolerancia al riesgo. Esta es una medida de cuánto riesgo está dispuesto a asumir, algunas personas son audaces y otras tienen miedo de correr riesgos. Tendrás que decidir de qué tipo eres. Lo segundo que debe hacer es determinar su tasa de rendimiento esperada. Esta es la cantidad que espera ganar.

Opciones populares de inversión para jóvenes

Si te preguntas en qué invertir, aquí te mostramos algunas opciones que están ganando popularidad entre los jóvenes inversores:

1. Acciones

El mercado de valores es la opción de inversión más popular. Invertir en acciones ofrece el potencial de mayores rendimientos y es muy popular entre los inversores profesionales jóvenes y aficionados por igual.

Como se sabe que puede llegar a ser arriesgado, siempre se recomienda invertir solo el dinero que puede permitirse perder. También tienes que determinar qué tipo de rendimiento esperas y decidir si invertirás a corto o largo plazo para poder convertir esta apuesta en algo que de verdad te genere ganancias.

2. Emprendimientos personales

En el pasado, se tenía que gastar mucho dinero para iniciar su propio negocio, pero en la actualidad contamos con muchos recursos disponibles en línea, puedes iniciar un negocio con algo no te quite tus ahorros de toda la vida desde la comodidad de tu casa como por ejemplo reventa de ropa, calzado y accesorios.

Dependiendo en lo que desees emprender deberás hacer tu investigación de como está el mercado y es ahí donde surgirá el reto, pero si le dedicas tiempo, energía y ganas verás que en realidad no es tan complicado como mucha gente piensa.

Apostar por un negocio propio cuando eres joven es apostar por tu futuro y tu independencia financiera.

3. Educación y preparación

Invertir en ti mismo es una gran manera de usar tu dinero sabiamente. Aprender una nueva habilidad te abrirá los ojos a un nuevo mundo. Puedes tomar un curso que te prepare para el mundo laboral o para una actividad que te gustaría realizar, hoy en día gracias a la tecnología puedes tomar en línea prácticamente cualquier licenciatura o curso de tu interés. Al invertir en ti estás invirtiendo en desarrollar habilidades que te llevaran a generar dinero.

4.Seguros

En la actualidad se ha vuelto cada vez más relevante. Es importante mantener tus pertenencias protegidas. Invertir dinero en la seguridad de un coche siempre te tranquilizará, pase lo que pase. Un seguro de jubilación, un fondo de ahorro y un seguro médico son cosas en las que hay que pensar cuando se es joven.

  Nunca está de sobra.

5.Salud y bienestar

Aunque te parezca raro, este es el mejor momento para invertir en algo muy importante: tu salud. Puedes empezar yendo a un gimnasio, tomando clases de baile, natación o simplemente salir a correr. En algún punto encontrarás un deporte o práctica que te apasione y el ejercitarse se volverá algo muy sencillo y divertido.

También es buen momento para empezar una dieta balanceada, si bien tener un nutriólogo no es algo que se acostumbre tener para toda la vida, es bueno orientarse de una forma profesional para poder cambiar tus hábitos alimenticios y tener en cuenta las bases para una alimentación saludable.

Cuida tu salud con VRIM:

A pesar de todas las precauciones, la salud puede ser impredecible. Por eso, en VRIM ponemos a tu disposición nuestras tarjetas para brindarte descuentos y beneficios en las mejores instituciones médicas. Asegura tu bienestar con nosotros.

¡Cuanto más joven empieces a cuidar de ti, más sano estarás en el futuro!

Invertir siendo joven es una decisión inteligente que te brindará múltiples beneficios a lo largo de tu vida. Ya sea a través de acciones, emprendimientos o cuidando tu salud con VRIM, el momento de empezar es ahora. Tu futuro te lo agradecerá.

Adquiere tu tarjeta digital
de descuentos médicos y
gastos médicos menores

Escanea el código