cómo funciona el crédito para gastos médicos

¡Es hora! Descubre cómo funciona el crédito para gastos médicos

En México, algunos bancos y entidades financieras ofrecen créditos de carácter automotriz, hipotecario y de salud. Este último tiene como objetivo que las personas tengan la liquidez económica suficiente para atender, con quienes ellas quieran y en el momento que lo decidan, enfermedades o problemas de salud. 

Bajo este preámbulo, en VRIM te compartimos cómo funciona el crédito para gastos médicos y qué debes considerar para solicitar uno. 

Para comenzar con el pie derecho, te compartimos que un crédito para servicios médicos no es más que un préstamo para pagar servicios de doctores y hospitales. Algo más complejo a comparación de los gastos médicos menores, pues, en general, se usa para tratamientos de especialidad o cirugías de emergencia. 

¿Cómo funciona el crédito para gastos médicos?

Con un crédito de esta índole puedes atenderte en el hospital o clínica de tu preferencia, siempre y cuando este se encuentre dentro del catálogo expuesto por la dependencia que otorga la póliza. Y, como es un crédito, también maneja tasas de interés (si eres una persona que cumple en tiempo y forma los pagos de sus cuotas, este tema no será un problema para ti). 

En origen, un crédito para servicios médicos hace exactamente lo que un crédito hipotecario o automotriz, es decir, facilita dinero a las personas que lo necesitan en el momento preciso. Por ejemplo, aunque una persona tenga sus ahorros, si ocurre un accidente que supere su capital, puede recurrir a este tipo de créditos. 

En términos coloquiales, si una persona tiene que someterse a una cirugía de urgencia, pero no cuenta con la liquidez económica suficiente para hacerlo, puede solicitar este tipo de crédito, pues una de sus ventajas es que cubre con todos los gastos del procedimiento, desde los honorarios de un médico hasta los servicios de un hospital. 

Un crédito para servicios médicos es una alternativa rápida y segura para enfrentar cualquier adversidad. 

Finalmente, ahora que ya sabes cómo funciona el crédito para gastos médicos, te compartimos algunos puntos a considerar si es que te interesa solicitar este servicio. Ser acreedor de este crédito será muy fácil para ti si cuentas con un buen estatus dentro del buró de crédito, tienes más de 18 años de edad y cuentas con un comprobante de ingresos que superen los 4 mil pesos. 

¿Sabías que, además de un crédito para servicios médicos, también existen tarjetas que te ayudan a cubrir tus gastos médicos menores?

Cubrir tus gastos médicos menores sin desequilibrar tu economía es posible con VRIM. 

Dale a tu salud el seguimiento que merece

Usa alguna de nuestras tarjetas médicas para obtener consultas a precios accesibles con médicos generales, cardiólogos, ginecólogos, oftalmólogos y muchos otros especialistas más. 

¡Protege el bienestar de tu cuerpo con la atención que se merece! 

Una tarjeta VRIM ofrece: 

  • Acceso a consultas con diferentes especialistas de la salud en México
  • Seguros personales INBURSA de vida, incapacidad y accidentes
  • Primer traslado de urgencia real sin costo
  • Descuentos desde el 30 % en laboratorios, clínicas privadas, exámenes de rutina, consultas de especialidad, cirugías, atención dental y visual 
  • Enfermeras y doctores a domicilio hasta por $450 pesos
  • Descuentos en establecimientos comerciales con la red TDConsentido
  • Entre otros 

Contamos con tres tipos de tarjetas que se ajustan a tus necesidades: 

  • VRIM
  • BLACK
  • PLATINO

Además, ofrecemos VRIM ELITE, un plan especial con hasta 1 millón de pesos en coberturas. ¡Selecciona la indicada para ti, todas tienen descuentos y promociones exclusivas!

Para adquirir tu membresía de gastos médicos menores contáctanos al número (55) 4209 3203 o ingresa directamente a nuestra tienda online. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *